Tversky

Fotografías promocionales
por Ferran Capo

Art Direction & Photography: Ferran Capo
Set Art Direction: Sandra Marin
Styling: Cris Quer
Make-up: Javier Ceferino
Photo Assists: Valerie Steenhaut & Luna Callís

Tversky es un dúo de future funk residente en Barcelona con el que entré en contacto por un amigo común. Escuché algunas canciones por recomendación de este colega y me pareció que tenían algo. La música era pegadiza. Era electrónica, pero tocaban instrumentos. Eso ya decía mucho. Además, cantaban, que tampoco estaba mal. No tengo nada contra los productores, pero me gustaba la idea de que no fueran dos tipos detrás de unos MacBooks, sino que en directo tocaban el saxo, cantaban… Es una aproximación diferente a la propuesta general.

Primero hablamos de dirigirles un videoclip, pero en las primeras conversaciones apareció la necesidad de tener nuevas fotos promocionales. Para una primera toma de contacto, pensé que sería mejor empezar por las fotos. Hacía tiempo que quería poder llevar la dirección de arte y la fotografía de un proyecto y me pareció buena idea.

La idea era hacer unas fotos que no se parecieran demasiado a lo que estaba viendo por ahí, sobre todo en los catálogos de festivales locales. Me parecía que había espacio para experimentar un poco y hacer algo distinto; que realmente fueran fotos potentes y diferentes, que no se quedara solo en un retrato, pero que sirvieran igualmente para promoción de la banda.

Quería hacer algo con largas exposiciones y un montón de luces de colores.

El espacio quería que fuera abstracto, conceptual, que no se entendiera muy bien qué era. Quería que fuera una especie de almacén abandonado de una nave espacial tropical a la deriva en la que se acumulaba basura electrónica; que fuera como el salón de una casa abandonada convertida en sala de juegos para motoristas drogadictos de la banda de los Payasos de Akira. Un salón modernista pero con una pieza central deconstruida hecha de sillas. Contraponer conceptos, modernismo contra deconstructivismo. Flores, plantas y artesanía contra plástico y piezas industriales. Plástico, metal y neones. Ai Weiwei se morrea con Takashi Ito. Que William Gibson estuviera feliz.

Las fotos tenían bastante trabajo. Se optó por hacer largas exposiciones y jugar con secuencias de luces a distintos tiempos para iluminar los distintos elementos y planos. Flash y luz general para ellos, neones y tiras de LEDs para el fondo y, por último, pintar con luces aprovechando la oscuridad. Cada foto tomó unos 15 segundos así que fue un proceso largo y tedioso.

Me gusta mucho el color. No hago cosas muy sobrias. Creo que ya hay un montón de gente que hace cosas serias, suizas y sobrias. Así que buscaba colores saturados, caos, palmeras tropicales, mucho color, sombras de color, negros densos y una actitud abstraída, casi como de científicos locos o nerds de laboratorio.

A mí, me gustan un montón estas fotos. El mundo es redondo, creo, y yo también vivo en un mundo dónde los hombres resbalan con cáscaras de plátano. Que le jodan al mundo.