The sound of mUZIc
by Víctor Navarro

The hills are alive with the sound of uzis! Es imposible no imaginarse a la radiante María cantándolo mientras dispara en 360º como Chow-Yun Fat. También, por redondear lo del contraste, podríamos acompañarla con un cover metal de ‘My Favourite Things’. No es que haga falta: uno de los potenciales de los GIFs es que son piezas mudas e incompletas a las que, paradójicamente, no les falta ni sobra nada. Uno imagina el contraplano con un campo suizo lleno de nazis masacrados. The End.

Montajes como éste prueban la fortaleza del GIF. ¿Qué otra forma ha conseguido destilar así el movimiento y el discurso? La imagen en movimiento ha alcanzando su mayor complejidad técnica para volver al gag visual puro de muy pocos segundos, no muy lejos de El regador regado. Es el meme de atracciones. Los teóricos del siglo XXII estudiarán estos chascarrillos y se maravillarán de su ingenio (y del tiempo libre, y de la tontuna…) como nosotros inventamos mitos sobre aquel tren que llegaba a la estación.

La remezcla heroic bloodshed de Julie Andrews va más allá del doblaje y remontaje de la escuela El Informal y juega con una composición digital que ya quisieran algunos en Hollywood. Hay destreza técnica y hay buen timing de comedia. Podría ser uno de esos “cómo sería tal película si la dirigiera tal director” (antes era Tarantino; ahora es Wes Anderson). Pero no necesita la excusa para armar el gag. Internet es puro punchline, puro payoff sin setup. Ya ni siquiera se trata de micronarrativas, sino microideas.

A mí la novicia con sus metracas a lo John Woo o Max Payne me parece casi un aleph que condensa internet entero: es un poco (¡Uy!) post-humor, depende del referente hasta el extremo, juega con lo cursi de manera irónica y resabiada (pero a la vez honesta), es de consumo rápido pero también se presta a las diez horas obsesivas en YouTube, choca inocencia y crudeza con la misma mala leche (y obviedad) que Banksy y parece no tener autor (aunque éste viene firmado: es del profesional de los efectos especiales y de post-po Dan Deentremont).

A veces creo que los GIF surgen por la noche en Tumblr cuando nadie mira. Sus autores somos todos. Dice Lawrence Lessig (el del Creative Commons) que vivimos en la Cultura del Remix, en la que lo importante no es el autor sino la transformación continua y colaborativa del material (Kirby Ferguson da charlas afirmando que “everything is a remix; Baudrillard no se ha pronunciado). Los GIF somos todos, pues: una mente colmena dedicada a ponerle pipas a una novicia sonriente por puro amor al chiste. Llevo mirando el montaje más de diez minutos, así que no debe de parecerme mal.