Una editorial
mágica firmada por

Alba Yruela

para

L’OFFICIEL