Pegasvs
La Melodía del Afilador

La Melodía del Afilador
Director: Luis Cerveró
Artista: Pegasvs
Sello: Canada
Productora: Canada
Director de Fotografía: Daniel F. Abelló
Director de Arte: Roger Bellés
Maquillaje y peluquería: Javier Ceferino
Jefe de Producción: Laia Barot
Postproducción: Álvaro Posadas

Pegasvs – La Melodía del Afilador – O Productora Audiovisual

Fotografía de Chus Antón

Pegasvs – La Melodía del Afilador – O Productora Audiovisual

Pegasvs reivindica el uso de sintetizadores y otros instrumentos de electrónica analógica, con claras referencias a las vanguardias alemanas de los 70. Intentando encontrar un paralelismo visual, aposté por la estética del cine experimental estructuralista de la misma época, especialmente el austriaco de cineastas como Kurt Kren, Martin Arnold y muy especialmente, Peter Tscherkassky.

Pegasvs – La Melodía del Afilador – O Productora Audiovisual

Disco homónimo de Pegasvs, diseñado por Elena Gallén y fotografiado por Eskenazi Encursiva

Aunque ya había visto a Sergio tocando en Anticonceptivas y en un combo de corta existencia que acompañaba a Joe Crepúsculo llamado Los Halcones (que eran las misma gallinas sin disfraz), le conocí personalmente en la segunda encarnación de Thelemáticos, el grupo que compartía con Rocío y Luciana. Yo era MUY fan de aquél disco que editó Discoteca Océano en 2010. Un día le abordé después de un concierto en la sala Monasterio y a partir de ahí estuvimos un tiempo tramando un mediometraje satánico que juntase varias canciones y que tenía que suceder en un castillo, con una mezcla de directos, sacrificios y happenings perturbadores basados en el terror zafio español de los 70.

El proyecto se diluyó en el tiempo sigilosamente, como todo lo relacionado con aquél gran disco que un día se reivindicará. Pero volvimos a ponernos en contacto cuando escuché en su Soundcloud la primera maqueta de La melodía del afilador. Fui uno de los pesados (sé que hay unos cuantos más) que le estuvo pidiendo desde entonces que ese proyecto no se quedase en un puro divertimento estival.

El tiempo y las circunstancias quisieron que el primer disco de Pegasvs fuera finalmente editado por el sello discográfico que habíamos fundado un año antes en CANADA.

Para mí fue un placer y un honor formar parte tan de cerca de la gestación, la producción y la fabricación del disco, a mi juicio, una de las joyas de la música española reciente.

Como parte de todo aquel esfuerzo creativo, Sergio y Luciana se apoyaron muchísimo en CANADA para toda la parte visual del lanzamiento. Hicimos para ellos un total de tres videoclips. El primero fue algo muy sencillo y prácticamente documental: la grabación en el sótano de Producciones Doradas de un directo de adelanto del disco, El final de la noche, que rodamos Nicolás y yo, codo con codo. El segundo fue su single oficial, Brillar, que rodó Lope. Y el tercero fue éste para La melodía del afilador, para el cual Sergio y Luciana insistieron mucho en contar conmigo porque, entre otras cosas, era una manera de cerrar el círculo que se había iniciado dos años atrás cuando todavía estaban en Thelemáticos.

Independientemente de que el resultado me encanta, para mí este es uno de los vídeos más especiales que he hecho nunca.

Pegasvs – La Melodía del Afilador – O Productora Audiovisual

Image

Este es el esquema de luces y cámara que hice para el playback.

Por razones económicas, el planteamiento tenía que ser muy sencillo.

La idea era rodar un playback de manera simétrica, buscando equivalencias visuales de Sergio y Luciana, y después salpicarlo de insertos y destrozarlo químicamente.

Pegasvs – La Melodía del Afilador – O Productora Audiovisual
Pegasvs – La Melodía del Afilador – O Productora Audiovisual

Para los planos de las piernas con medias rasgadas, que rodé con mi mujer Irene, tomé como referencia clara las fotografías de Daido Moriyama.

Para la postproduccion hicimos dos telecines. Uno de todo el material limpio y sin tratar y un segundo después de dos semanas en las que estuvimos destrozando el negatico con bisturí, alfileres y todo tipo de químicos.

Álvaro Posadas, responsable de las gráficas y de gran parte de la intervenciòn direta sobre el negativo, hizo este montaje en paralelo en el que se ve el negatico antes y después de la intervención.

La producción en sí fue muy sencilla. Decidimos rodar con una Bólex propiedad de la productora para reducir costes. Lo primero que hicimos fue una serie de pruebas de cámara usando como modelo a Laia Barot, la jefa de producción. El operador Dani F. Abelló quería probar cosas como los efectos de obturación, la sincronía, el nivel de flare…

También conseguimos filtros multiplicadores y un montaje de tres ópticas en círculo para hacer efectos en cámara. El rodaje se hizo en dos partes: una tarde-noche en el pequeño plató de CANADA en el que rodamos los insertos de cortes, cuchillos empuñados, cactus girando sobre papel de plata, medias rasgadas y el afilador trabajando, que subió su vespa afiladora en el montacargas. El segundo día fuimos a un pequeño plató en Cornellà. Mientras se montaba la estructura de luces, hicimos las animaciones de navajas, cuchillas de afeitar y clavos. Y después llegó el grupo y hicimos una docena de playbacks cambiando la posición de cámara. Todos los efectos de subidas y bajadas de luces, así como de los flashes a ritmo de la música los hicimos en directo usando a dos musicos (Borja Rosal y Arnau Obiols) para operar cuatro disparadores y cuatro dimmers. Grabamos primero todas las tomas anteriores a la entrada de humo y después todo el humo de golpe para no tener que esperar a disipar. Por último, nos fuimos a un rincón apartado del plató e hicimos los primeros planos de Sergio y Luciana que cierran el vídeo, así como los mismos efectos con un cráneo humano para insertarlo aquí y allá de manera casi subliminal.

Fue un rodaje súper tranquilo y plácido, con un equipo reducido y un ritmo muy poco tenso, algo poco habitual en videoclips.