Palabra a palabra – O Productora Audiovisual

ESPECIAL
LECTURAS Y AGOSTO
Texto por Joan Pons.

PALABRA

A

PALABRA

1.

Leer en una pantalla. Se supone que es distinto de leer en papel. O no. Da igual. El caso es leer. Ya sea una página o un GIF. ¿Por qué no? Con este post de Joan Pons iniciamos nuestra serie especial de contenidos editoriales veraniegos: Lecturas y agosto.

Palabra a palabra – O Productora Audiovisual

Ya me leeré este libro en verano, y aquel otro también. Seguro. Y arreglaré la estantería esa que no está bien fijada. También, también. Y quedaré con ese amigo que llevamos mil sin vernos y, por una cosa o por otra, nunca podemos. Claro que sí. El verano es para eso: para las cuentas pendientes.

De normal, el bricolaje trapacero, el mantenimiento de algunas amistades y la lectura calientan banquillo. Siempre hay algo más importante que hacer. Pero en vacaciones la cosa cambia, ¿no? Ya tenemos tiempo para ponernos con todo eso taaaan importante que durante once meses no hemos conseguido abrirle hueco. ¿Nos lo creemos?

Venga va, que esto es un juego. Vamos a tragarnos que leemos más en verano, en vacaciones, en agosto. Como si fuera una actividad excepcional, que no nos pega; por un mes vamos a dejar de ser nosotros, qué demonios. ¡A leer se ha dicho!, que estamos muy locos.

Abramos, no obstante, un paréntesis de incredulidad en este otro paréntesis pactado de credulidad (si se entiende el trabalenguas). Porque si en agosto se activa realmente un estado de excepción y resulta que leemos más, entonces la montaña de informes apocalípticos sobre los hábitos de lectura actuales (que si los libros están obsoletos, que si no lo están, que si leer en tablets, smartphones, etc… no es leer, que si bailar pegados es bailar) no se aplican durante este mes. Con lo cual, nosotros que lo publicamos todo en web nos podemos ahorrar:

• Escribir con bullet points.
• Que siempre facilita la legibilidad.
• Al menos para los que van rápido por la vida.
• Van lentos en comprensión lectora.
• Como esos jefazos que necesitan briefings-papilla.
• Con algún destacado en negrita, a poder ser.
• Y alguna MAYÚSCULA, también.

Tampoco hace falta, pues, que hagamos tops como este, que al parecer también invitan a la lectura (aunque tras el click, el scroll se quede a mitad o se avance directamente hasta el nº1):

Los diez artículos más leídos de O.
Los 10 menos leídos.
Los 10 textos más odiados.
Las 10 fotos más premiadas.
Los 10 vídeos más visitados.

Ay, espera, que esto habría que regarlo con clickbaits amarillistas:

Las 10 fotos censuradas que no te vas a creer que no publicásemos.
Los 10 artículos fake que colamos como auténticos.
Los 10 vídeos más WTF de O.
Los 10 pies de foto que van a cambiar tu vida para siempre.
Affaire te desvelan los 10 trucos de diseño que necesitas saber antes de la hora de comer.
Los 10 secretos inconfesables de nuestro roster.
Los 10 epic fails de Joan Pons.
Desmontando a O: las 10 actividades clandestinas que nadie más te va a contar.
Etc…
(ya sé que me faltan dos, pero hemos quedado en que no era necesario hacerlo, ¿no?)

Ahora habría que hiperlinkar los enlaces pertinentes, claro. Pero me temo que no va a ser posible inventárselos de la nada con tan poco margen de tiempo.

tampoco parece oportunoahora cambiar nuesrto libro de estilo ajustándolo al estándar de los comments en los que no se revisan los posibles fallos orto-tipográficos ni s epone un signo de puntuación ni un acento ni una mayúscula ni por error random como si esto fuera un monologo interior soltado asi a chorro sin el mas minimo respeto por lapersona que lee porque total necesitábamos soltar este bloque de textoen plan vomitona que parece literatura experiemtal pero no lo es y eso s epuede diferenciar simplemente fijándose en si va bien de emojis ???????????????????????????????????????????????????????????? (y si solo eres capaz de ver el alien in a box es k necesitas actualizar tu IOS) y mejor todavái de tags #lectura #agosto #summer #weeklygif

Bueno, en realidad, no vamos a hacer nada de esto ahora porque no lo hemos hecho nunca. No nos lo creemos. O nos lo creemos pero nos da igual. Todo lo que publicamos en O nace de la confianza en que va a ser leído de cabo a rabo. Y seguramente nos equivocaremos. Pero cada hipervínculo que ponemos está ahí para ser clicado, cada imagen, para ser contemplada y cada palabra para ser leída. Por eso, este agosto vamos a dedicar una series de posts especiales en torno al hecho mismo de leer (en papel o en pantalla), a las letras, a las palabras, a los contenidos. Un ejercicio muy meta que, bien pensado, valdría para cualquier otro mes del año. Porque siempre somos así. Si acaso, ahora aprovechamos el verano para explicitarlo, para reflexionar en serio (o hacer el bobo) sobre ello.

De la misma manera que Michael Snow confiaba en el espectador (o lo ponía a prueba) de su mediometraje de 1982 So Is This (del que se extrae nuestro GIF de hoy) iba aguantar leyendo hasta el final, a pesar de la incomodidad de aguantar durante tres cuartos de hora una pantalla escupiendo palabra tras palabra sin audio (aquí está entero, por si algún valiente se atreve), nosotros también pensamos que llegar hasta el final de un texto tiene recompensa porque… es una recompensa en sí mismo. Los significados (¿las identidades?) se crean así. Palabra a palabra. Y después de otra. Y otra. Y otra. Y otra… Y así, hasta el final.