Weekly GIF
La Historia de arte 
como
patio de recreo

Por Déborah García

Encontré el trabajo de Kiszkiloszki en Internet, en Tumblr, en esas horas suspendidas en las que parece que nada ocurre; esas horas mías siempre están llenas de imágenes. Imágenes bastardas, imágenes pobres, imágenes cortadas, rasgadas, fragmentadas, reutilizadas. Repetidas hasta la saciedad. Pero imágenes poderosas, imágenes críticas.

El trabajo de Kiszkiloszki se sitúa dentro de toda esa corriente de creación de contenido que albergan las redes sociales, al albor de las micronarraciones que copan el Tumblr o Vine. Ha encontrado en el GIF el formato ideal con el que narrar sus excéntricas historias. Este joven polaco es capaz de crear alrededor de los cuadros de Hopper o Goya relatos cortos, llenos de humor. Y debe de hacerlo bien porque son más de treinta y siete mil personas las que siguen y esperan con ansia la actualización de sus redes. Ha creado nuevas historias para cuadros míticos como Saturno devorando a sus hijos o Mañana soleada de Edward Hopper. Kiszkiloszki tiñe sus escenas con sangre: Saturno lanza los brazos desgarrados de sus hijos en el parque y la ventana del cuadro de Hopper se mancha porque un pájaro se ha estrellado contra ella.

El lenguaje que emplea Kiszkiloszki en sus GIFs es el que surge del contexto actual, un contexto en el que la tecnología ha eliminado los impedimentos tradicionales para crear y acceder al contenido y en el que hay multitud de posibilidades en cuanto a la duración y al formato. Esta forma de diálogo que establece Kiszkiloszki con el arte es una forma de juego que se apoya en imitar, remezclar y repetir. Un juego que termina por desacralizar la obra, sacarla del museo y darle la posibilidad de, además de maravillarnos, hacernos reír.

He hablado con él sobre lo que hace y esto es lo que me ha contado.

Cuéntame quién eres.
Hola. Mi nombre es Kajetan Obarski. Hago cosas. Sobre todo animación, música, escritura y fotografía. Soy un inmigrante polaco en la amistosa Europa del Este. El capitalismo me ama, trabajo por sueldos pequeños en fábricas. No tengo dinero porque nunca he ido a la escuela y no fui a la escuela porque nunca tuve dinero. La realidad es fea, por eso he decidido hacer cosas bonitas.

Háblame ahora de tu método de trabajo.
Parece que es algo que os interesa mucho a los entrevistadores. Me pregunto por qué todo el mundo me pregunta esto, ¿no os parece aburrido? Me lleva un tiempo, normalmente unas pocas horas de animación, otras más. Me gusta contar historias, lo hago con gusto. Primero la idea, luego corto los fragmentos, los animo, y ¡listo! El GIF está preparado.

Encontré tus animaciones en Tumblr, ¿qué opinas del hecho de ser un artista en tiempos de la era digital y del hecho de aprovechar la tecnología para presentar tu trabajo?
Para ser sincero contigo, no entiendo por qué la gente me llama artista. Es decir, lo entiendo, ¡pero vamos! La gente usa demasiado esta palabra. Yo hago cosas. Para ser todavía más franco contigo te diré que mis conocimientos sobre animación son muy pobres. Puedes llamarme artista pero nunca me sentiré así. Puedes estar segura de ello.

¿Existe otra manera de poder presentar los GIFs? No lo creo. Internet no es mal sitio para presentar lo que sea que has creado. Si eres bueno, recuerda poner tu marca, o tu firma. Si eres mejor que bueno, la gente quitará tu firma de los memes y los ripeos. Lo hacen. Debe de significar que soy un genio.

¿Por qué has elegido el formato GIF para presentar tus animaciones? ¿Lo prefieres a otros formatos por alguna razón?
Primero, no me gustan los GIFs. Sin embargo, me gustan los formatos cortos, poco pesados, por eso he decidido guardar mi trabajo en formato GIF. Un vídeo de tres segundos de duración no es el mejor concepto del mundo. La verdad que no lo sé. Pregúntale a un cantante por qué canta.

Tu trabajo parece esconder siempre una visión bastante irónica y juguetona. ¿Es la ironía algo que quieres transmitir? Quiero decir que tú trabajas con imágenes pero siempre hay un título que confiere a tu creación una potente mirada sobre el cuadro que has utilizado, y por ende, al arte.
Irónica es nuestra existencia. ¿Quiero transmitirlo en mis animaciones? Puede. Quiero decir que casi todo lo que hago está en diálogo con lo irónico, tan profundamente que para mí deja de ser ironía. Hace poco alguien me preguntó por mi sentido del humor, negro (en mis creaciones). Para ellos hay más humor, para mí desde luego tiene más de negro. No soy un bromista, de hecho soy bastante serio.

La gente, yo misma, te llamamos artista y probablemente estamos equivocados, y es que esta forma en la que trabajas y creas solo puede suceder en Internet, con todas esas imágenes pobres, el pixel es pobre.
Sabiendo lo que significa artista y si solo hubiese artistas y gente corriente en el mundo, entonces yo sería un artista. : ) No sé si entiendes lo que quiero decir. Sé que hago cosas que se aproximan a lo artístico pero aun así no puedo llamarme artista. No es modestia, es que me veo más como un crítico de la realidad, para mí artista significa mucho más que lo que yo hago.

Coges un cuadro de Goya, por ejemplo, y creas a partir de él un nuevo relato. Es un proceso de rejuvenecimiento, de resucitación de lo artístico. Tu trabajo, “tus cosas” como tú las llamas, se incluyen en ese contexto de procesos derivados del tiempo libre frente al ordenador, del tipo ‘¡¿qué hago con todo este tiempo?! Quiero trabajar, pero el trabajo es una mierda o no existe’. Creas con tus pocas habilidades, esas cosas que fascinan a mucha gente alrededor del mundo y eso es algo totalmente poderoso, y generoso, creo, aunque el motivo por el que tú haces lo que haces no tenga absolutamente nada que ver con la razón por la que te pusiste a animar cuadros.
Sí, lo sé, le doy una nueva mirada a los cuadros que animo, y cuento historias cuando animo todos esos cuadros famosos. Historias algo estrafalarias, y me doy cuenta de que para mucha gente significa algo. Mucho más que cuadros animados. Estoy de acuerdo, pero déjame decirte que a la gente se le ha ido un poco la pinza. Me escriben cada día diciendo que aman mi trabajo, y a mí, y que soy un genio excéntrico. Y por supuesto que es siempre agradable escuchar este tipo de cosas, pero para mí, las historias que cuento a través de los GIFs son algo completamente simple y normal. Nada especial. Mi cerebro siempre ha funcionado así. No veo otra manera. Es la forma en la que mi mente trabaja. Todos los días. En todas partes.