EXPRESIONISMO Y BPMs

Por Joan Pons

No sé si tiene mucho sentido comentar este GIF haciendo el foco en el material que utiliza. Esto es: un compendio de veintiún detalles de la obra de Egon Schiele. Esta secuencia al sprint de acuarelas, esbozos, ilustraciones, estudios y dibujos de figuras masculinas (la gran mayoría autorretratos, la gran mayoría cropeando solo la cabeza o el torso) por supuesto que puede servir para tasar el talento del pintor austrohúngaro para detectar en el cuerpo y el rostro humano los rasgos que merecen la pena ser deformados y exagerados para que acaben elevando su significado por encima de la mera descripción anatómica. Pero eso sería comentar a Schiele, que es algo trillado ya en cientos de libros de Historia del Arte. Y aquí lo interesante, creo, es comentar la expresión concreta de este GIF, no la de las obras que utiliza.

Este GIF extraído del Tumblr italiano Autobiografia di un anónimo (al menos ahí es donde yo lo vi por primera vez) no significaría lo mismo de moverse a una velocidad inferior. Es decir: la clave está en la aceleración que se le imprime a este álbum de cromos expresionistas. Esta solución formal que encapsula a Schiele a veintiún frames por segundo también es expresionista por sí misma. En este sentido, para mí la polisemia de este GIF es muy alta y me sugiere decenas de ideas a la vez. Ahí van unas cuantas:

• Reproduce la manera apresurada y absurda en que muchas veces consumimos obras de arte en las pinacotecas. Es como visitar la Österreichische Galerie Belvedere y el Leopold Museum a contrarreloj.
• Estudia el efecto de continuidad, de tema y variaciones, en la obra de un artista: su estilo se diría que nunca varia y sin embargo nunca deja de cambiar.
• Evidencia y exterioriza el movimiento interno (también el sentimiento interno) que caracterizó a muchas obras del expresionismo centroeuropeo.
• Resalta la agresividad del trazo de Schiele en un meneo parecido al de su mano: violento.
• Expone cómo es el rostro de individuo perturbado (acaso atormentado), incluso para quien no sepa que las imágenes que se suceden vertiginosamente en este GIF son de Schiele.
• Funciona como metáfora de la respuesta visual que se articula en nuestro cerebro cuando oímos o leemos el nombre de Egon Schiele (aunque es probable que esa respuesta hubiera sido antes una sucesión de recuerdos de contorsiones femeninas más que masculinas).

Como los grandes DJs, este GIF utiliza la remezcla como expresión artística para cambiar y, a la postre, sublimar la obra original. Schiele con el pitch subido ya no es solo Schiele y, en el fondo, es más Schiele que nunca.