Open menu Open menu hover pink Close menu Close menu hover pink
O Magazine
2015-2017

TORO

MAIN CREDITS

por Fernando Domínguez

Así nos cuenta Fernando Domínguez como ha sido el proceso seguido para hacer los títulos de apertura de la película Toro de Kike Maíllo. De paso, también habla de los créditos de la serie Kings and Prophets y expone su punto de vista general sobre “esa parte de la película donde salen los nombres”.

En agosto de 2014, recibí una llamada de Kike Maíllo y me preguntó que cómo estaba, que cómo me iba. Yo en ese momento ya no vivía en Barcelona y había dejado temporalmente el mundo de la dirección y animación para probar otras disciplinas artísticas y centrarme en la composición musical. Después de los créditos de Eva, los dos quedamos muy contentos no solo del trabajo, sino de la buena sintonía y comunicación que había habido durante el proceso. Fue una sorpresa muy agradable volver a hablar con él por teléfono después de tanto tiempo. Me comentó que andaba metido en un nuevo proyecto y, aunque sabía que en ese momento yo andaba metido en otras cosas, me dijo algo como “quien tuvo retuvo” y que quería que hiciese los títulos de crédito de su nueva película. En ese momento, no había ninguna dirección clara a seguir y habían muchas puertas abiertas. No fue hasta meses después que tuve uno de los primeros cortes de la película cuando pudimos empezar a bocetar algunas ideas.

Lo primero que propuse a Kike fue hacer unos títulos basados en el proceso del tatuaje, porque el protagonista Toro estaba lleno de ellos. La idea era hacerlo todo grabado con algunos toques sutiles de posproducción. En mi cabeza funcionaba muy bien una secuencia de títulos centrados en esa temática, con planos muy cerrados pero que a la vez respirasen.

Aunque a Kike le gustó la idea, esta vez necesitaba que los créditos no fuesen tan abstractos como en Eva y la idea de los tatuajes contaban solo una parte muy pequeña de lo que Kike quería transmitir.

En la película, Toro es encarcelado durante cinco años. Durante ese tiempo, Romano, su antagónico, prospera con negocios turbios y se hace más y más poderoso. Kike quería que de alguna manera representase en los títulos el tiempo que Toro pasa en la cárcel. Así que el principal reto que encontré fue cómo contar todo lo que quería Kike, con la cantidad de elementos que habían en una única secuencia, que tuviera sentido y que visualmente fuera sólida.

Invierto mucho tiempo en conseguir las texturas adecuadas. Es muy importante que los elementos que aparezcan en escena sean creíbles y que en conjunto funcione.

Me gusta retratar paisajes y personas con lentitud, todo muy quieto. Muchas veces veo en algunas piezas la tendencia a ir demasiado rápido: no te da tiempo a degustar y a asimilar lo que estás viendo; y al final, después de un rato así, te queda una sensación de extrañeza porque no sabes muy bien qué has visto. En mi caso me gusta dar tiempo a cada plano.

No veo mucha diferencia entre hacer los créditos de apertura para una película o para una serie, como Kings and Prophets. En mi caso, no influye para nada: pongo el mismo esfuerzo y amor tanto en un trabajo para tv, como para cine. Es cierto que a nivel formal prefiero el cine: me gusta más el formato más apaisado. Sí que es verdad que cuando ves tu trabajo en el cine temes que se vean algunas “ñapas” por esto del tamaño. Y sí, se ven. Por fortuna, siempre hay en los planos un texto que leer que distrae de los errorcillos.

La primera vez que me fijé en “esa parte de la película donde salen los nombres” fue bastante tarde, en la universidad. Fue con Se7en de Kyle Cooper. Condicionó completamente todo lo que haría después, por eso encabeza mi lista. Otros me han influenciado tremendamente son los títulos de The Reaping, Dexter, Six Feet Under, los de los films de James Bond, Dawn of the Dead, Trapped y un montón más.