Una refrescante editorial protagonizada por

Alba Galocha

para Vanity Fair
por Pablo Zamora