Adrià Cañameras es un fotógrafo de Barcelona, de ascendencia francesa y española. Empezó como asistente de Misha Kominek y fue labrándose un camino como fotógrafo de grupos musicales. Colabora en varios medios, con retratos o trabajos sobre arquitectura. Cañameras ha publicado dos libros de artista y su obra se puede encontrar en Apartamento, Dazed & Confused, Rolling Stone, Die Welt y The New York Times.

“Adrià Cañameras es un joven creador español de la generación post-Wolfgang Tillmans y Juergen Teller; una generación de artistas que mantienen la fotografía muy viva pasando sin rubor de lo abstracto a lo concreto, de lo simple a lo complejo y del existencialismo al hedonismo. Crea una obra muy ponderosa que se alimenta de la libertad artística incondicional que no está enmarcada en ninguna superestructura conceptual”.  Misha Kominek

¿Qué esperas que te aporte O?
Espero que me aporte buenos trabajos que yo solo no podría conseguir. 

¿Cuál es tu último proyecto (del que se pueda hablar)?
Un encargo de la joyería Grassy de Madrid. Es un libro de retratos de las mejores clientas de la joyería para el décimo aniversario de Patricia Reznak.

¿Qué aprendiste de fotografiar a grupos musicales?
Realmente, aprendí a fotografiar. Mis primeros encargos eran para mis amigos músicos que necesitaban fotos de promo.

¿Qué similitudes podemos encontrar entre tus trabajos de encargo y tus libros de artista?
No lo sé. Lo que me gusta es que cada vez me llaman más para hacer lo que realmente soy.

¿Cómo sería para ti la fotografía perfecta o el proyecto ideal?
Un buen proyecto de retratos.

A_final_Adria